¡No pueden más!

Dicen que somos exagerados. Que los toros no sufren, que en un encierro al animal no se le maltrata, que al toro se le honra al ser asesinado en “la fiesta”. Decidle a Gamero que un animal no sufre; a Gamero, un toro joven que huía del acoso, que buscaba desesperado escapar de un encierro y poder regresar al campo del que fue secuestrado.

Vídeo

Gamero no pudo más con el pánico y desorientación. Cayó rendido, hasta morir, durante un encierro en Villarreal (Castellón). Sus imágenes lo dicen todo: no sólo los toros de capote y espada sufren.

Sólo en los últimos días, tres toros se han desplomado agonizantes durante encierros en la Comunidad Valenciana y en Valladolid. Todos estos festejos son financiados y organizados por los ayuntamientos en España.

Gamero no pudo más. Pero nosotros sí podemos y vamos a seguir adelante. Con nuestra campaña antitaurina, vamos a derrotar la tauromaquia en Baleares, en Cataluña, y a cercar las fiestas taurinas en Pamplona, La Rioja y en otros puntos de España. ¿Te sumas?

Fonte: ANIMANATURALIS

 

Anúncios