Entra en vigor la ley que prohíbe torturar y matar toros en Baleares

La conocida como “ley de toros balear”, sin sangre ni muerte, entró en vigor el pasado 11 de agosto.

Entra en vigor la ley que prohíbe torturar y matar toros en Baleares

La Ley de las corridas de toros en las Islas Baleares, sin sangre ni muerte, entró en vigor el pasado 11 de agosto tras su publicación en el BOIB, aunque es probable que el recurso por parte del Gobierno central ante el Constitucional será inminente. PSIB, Podemos y Més, los partidos del gobierno que conforman el Pacte dan por hecho que el recurso irá acompañado de la petición de suspensión de la Ley, que quedará de inmediato paralizada por un máximo de cinco meses, de acuerdo con lo establecido en el artículo 161 de la Constitución para las impugnaciones que realice el Gobierno central ante el alto tribunal sobre las normativas que aprueben las comunidades autónomas. Transcurrido este plazo, y si para entonces no ha resuelto sobre si la normativa balear se ciñe o no a la Carta Magna, el Constitucional deberá decidir si mantiene la suspensión o la levanta.

La duda está en qué ocurrirá transcurridos los cinco meses desde que el Gobierno central la recurra, ya que se da por hecho que la sentencia final del Constitucional no llegará antes de dos años. 

Según opinó en su día el catedrático de Derecho Constitucional Joan Oliver Araujo, transcurridos los cinco meses se levantará la suspensión ya que esta solo se suele prolongar si se considera que la aplicación de la ley impugnada producirá un daño irreparable. Si se cumple su pronóstico, la Ley de toros a la balear estará de nuevo en vigor y se aplicará el próximo año al menos hasta que el Constitucional dicte sentencia.

La normativa balear prohíbe, además de herir y matar al toro, que esté más de diez minutos en el ruedo y el uso de espadas, banderillas o cualquier otro utensilio punzante, entre otras medidas.

Una veintena de organizaciones de defensa animal españolas y europeas apoyan esta ley que erradicaría la crueldad en las plazas de toros, que de ponerse en práctica podría extenderse a otros países que practican la tauromaquia. Consideran que es, en estos momentos, la mejor propuesta posible, ya que se sitúa dentro de los márgenes de lo constitucionalmente establecido y del contexto legal que dejó la Sentencia del Tribunal Constitucional.

¿Y el correbou de Fornalutx?

El ‘correbou’ de Fornalutx será el 7 de septiembre con un toro manso de alquiler. De acuerdo con el texto de la nueva ley, el animal no podrá ir atado con cuerdas por las astas, lo deberá hacer con un cabestrillo por el cuello, no podrá ser sacrificado tras el festejo como venía siendo tradición y jamás podrá ser objeto de ningún tipo de maltrato.

La voluntad inicial de los partidos que conforman el Govern pasaba por prohibir definitivamente el ‘correbou’, pero los vaivenes que ha seguido el proceso negociador de la nueva ley, con la negatiava de PSIB para prohibirlo completamente, finalmente acabaron en una regulación que mantiene el tradicional correbou, aunque con importantes modificaciones para minimizar el sufrimiento del animal.

Fonte: ANIMANATURALIS

Anúncios